Sí se puede en Valle Gran Rey señala la necesidad de realizar tareas de control del ganado asilvestrado en el Parque Rural

Advierten que la situación se ha vuelto insostenible y que el ganado está afectando a cultivos y a la seguridad de barrios como la Casa de la Seda o Guadá

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey indica la necesidad urgente de realizar tareas de control del ganado asilvestrado en el Parque Rural, ya que en los últimos meses son frecuentes las quejas de agricultores y vecinos de Guadá, Casa de la Seda y El Guro sobre afección de ganado en cultivos y zonas ajardinadas, provocando daños incluso en colmenas situadas en la zona de la Cuesta de Los Paredones.

“La situación del ganado asilvestrado está alcanzando niveles muy peligrosos ya que está siendo frecuente la presencia de ganado asilvestrado en zonas habitadas, lo que se suma a la inseguridad que provoca este grave problema en la actividad de los senderistas y para el tránsito por carreteras, tanto por el riesgo de accidentes provocados directamente por este ganado como por las caídas de piedras que provocan sobre las vías” señala Sandra Ramos, portavoz de la formación de izquierdas en Valle Gran Rey.

Desde la asamblea local se señala que ya en septiembre del año pasado, los concejales de Sí se puede señalaron ante el pleno la necesidad de que el gobierno municipal solicitase al Cabildo Insular el desarrollo de actuaciones de control de ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ante la proliferación de ganado en los riscos de Yorima, Guadá y Teguerguenche, y que ya estaban provocando daños a los cultivos del valle.

“La situación de septiembre hasta ahora ha ido a peor: es frecuente la presencia de ejemplares en zonas tan bajas como el barrio de la Casa de La Seda o en la cañada del Entullo sobre el barrio de La Playa. Ya no hablamos de los daños que este ganado estará provocando en especies endémicas amenazadas o en elementos del patrimonio etnográfico y arqueológico, sino que hablamos de los perjuicios que están provocando en cultivos, en instalaciones apícolas o el grave peligro que supone la presencia de este ganado para la seguridad del tráfico en la zona de la Cuesta de Los Paredones por caída de piedras” explica la portavoz.

“Es un tema que nos preocupa y en toda la legislatura no hemos visto que en el Parque Rural de Valle Gran Rey se haya tomado ninguna medida. Los vecinos observan cómo el problema, lejos de resolverse, aumenta, sobre todo con la sequía, que ha provocado que este ganado baje a zonas cultivadas desde los riscos que circundan el valle”, indica Ramos.

Apuestan, desde la formación ecosocialista, por un plan a largo plazo donde tengan cabida distintas acciones: apañadas con las medidas de garantía para insertar las piezas capturadas en la cadena alimenticia, control del ganado y, en caso de ser necesario, el abatimiento. “Lo indudable es que este y otros problemas, tales como la presencia de acampadas ilegales, la presencia de especies invasoras, la muerte de palmas o el deterioro del patrimonio etnográfico, son evidencias de que la protección y gestión del Parque Rural de Valle Gran Rey no es que sea deficiente, es que, directamente, es inexistente” insiste la portavoz de la formación ecosocialista.

“El Cabildo de La Gomera debe tomar medidas eficaces y de forma urgente con el problema del ganado asilvestrado en el Parque Rural de Valle Gran Rey ya que la situación ahora mismo es insostenible y peligrosa y no vale quedarse en meras palabras. Mientras no trabajan, el ganado asilvestrado está dañando irremediablemente nuestro medio ambiente, nuestro patrimonio y nuestros cultivos. Gestionar es hacer y no figurar tanto en los medios, y si no son capaces de asumir sus competencias, que las den a quienes sí sean capaces” concluye Ramos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.