Sí se puede considera que la imputación de Clavijo y mantener la presidencia del Gobierno no pueden ser compatibles

La organización asegura que una imputación de estas características debería hacer dimitir al responsable político, aunque Fernando Clavijo parece dispuesto a todo por mantener su cargo

David Hernández, portavoz de Sí se puede, ha manifestado este viernes su firme convicción sobre que la previsible imputación por prevaricación y malversación de caudales públicos de Fernando Clavijo por parte del TSJ, tras las peticiones de la Audiencia Provincial, la Fiscalía y la propia jueza del Caso Grúas, “no puede ser compatible con el ejercicio de la presidencia del gobierno”.

Para Hernández, los datos que se van conociendo de este caso indican cada vez con mayor fuerza, y con el apoyo de los diferentes ámbitos de la judicatura, que la gestión de Fernando Clavijo como concejal de Seguridad – responsable de la privatización de este servicio – y como alcalde, “mantuvo en el tema grúas un claro modelo basado en la construcción de redes clientelares mediante la colocación de afines en las empresas que prestan servicios públicos”.

Desde Sí se puede creen que esa práctica “sustenta en buena parte la acción política de Coalición Canaria en el Archipiélago, aparte de ser elementos que tienen que ver con la prevaricación y el tráfico de influencias”. Éste tipo de actuaciones, “además generan un sobrecoste en los servicios públicos que recibimos y un límite para aquellas personas que quieren acceder a un puesto de trabajo por méritos y no por el dedo de un responsable político”, subraya Hernández.

El portavoz canario de Sí se puede, David Hernández, asegura que una imputación de estas características “haría que en cualquier país democrático el responsable político afectado se apartara voluntariamente de su cargo, hasta que los presuntos delitos imputados se aclararan, sin embargo en las últimas horas estamos viendo lo peor de Fernando Clavijo, que parece dispuesto a todo por mantener su cargo”.

La organización apunta que una situación así va mucho más allá de las posibles consecuencias penales para Clavijo, también afecta a la imagen del Archipiélago, que “no puede costearse mantener a un presidente imputado por prevaricación y malversación de caudales públicos”.

Finalmente desde la organización de izquierda canaria trasladan la felicitación a los denunciantes de este caso, al entender que “han realizado una acción coherente con la transparencia, el control y la persecución de los presuntos hechos delictivos que han logrado recopilar”, concluye Hernández.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.