Sí se puede exige al Cabildo de La Gomera que cumpla su compromiso de abrir la Biblioteca Insular

Transcurridos más de 15 años desde la compra del inmueble por parte del Cabildo y más de 11 años desde que Casimiro Curbelo se comprometiera, sigue cerrada

La Asamblea Local de Sí se puede en San Sebastián de La Gomera, a través de su concejal y portavoz, Roberto Padrón, muestra su preocupación por el inexplicable retraso en la finalización de la Biblioteca Insular que podría aliviar la falta de espacio y funcionalidad que actualmente sufre la Biblioteca Municipal.

Padrón recuerda que “las obras acometidas en la Casa Bencomo, inmueble dentro del casco histórico de San Sebastián, construido en la primera mitad del siglo XIX, concluyeron en 2012 con un elevadísimo, importe, superior al millón de euros, significando además su vaciado completo, esto es, la pérdida irreversible de los valores patrimoniales del edificio original, que el propio Cabildo había reconocido anteriormente mediante expediente para declaración como Bien de Interés Cultural. Desde el fin de las obras sigue pendiente su dotación como biblioteca”.

Por su parte, desde la Coordinadora Insular de la formación asamblearia se señala que un servicio como la biblioteca insular puede disminuir las carencias que en esta materia existen en otros municipios de la isla. Además, recuerdan que esta infraestructura contó con financiación estatal para la rehabilitación del edificio para su conversión en biblioteca.

En tal sentido, Sí se puede presentó en el cabildo gomero en 2016 una moción para la apertura de la Biblioteca Insular que fue rechazada únicamente con los votos en contra de ASG.

Para Sí se puede, “es una buena noticia que el Parlamento de Canarias apruebe este miércoles la “ley de bibliotecas”, que pretende reactivar este servicio y la lectura en las Islas, por eso mismo esperamos que ASG sea consecuente con lo que aprueba en el Parlamento en la Isla donde gobierna”.

Desde la formación asamblearia se espera que en La Gomera se empiecen a corregir hechos como los que suceden en el municipio de Valle Gran Rey, donde la única biblioteca, de titularidad municipal, está cerrada desde el año pasado. Asimismo, recuerdan que el archivo Insular de La Gomera lleva más de un año cerrado impidiendo a los investigadores hacer uso de unos fondos fundamentales para conocer la historia de la Isla.

“Es hora de que las instituciones gomeras apuesten de una forma más potente y coherente por el buen funcionamiento de este servicio fundamental, donde además de su labor de contener obras literarias, se pueden desarrollar campañas y promociones efectivas de fomento de la lectura, sobre todo entre la infancia y la juventud para, con los años, tratar de revertir los datos de Pisa de los últimos ejercicios donde Canarias, y La Gomera no es ajena a esa realidad, ocupa muy malos puestos en comprensión lectora” finaliza su intervención Padrón.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.