“Trans”-mitir el “virus” de la diversidad

Día Internacional de la Visibilidad Trans, 31 de marzo

Hoy, en tiempos de pandemia, no hay que olvidar que seguimos padeciendo otros virus que se transmiten de manera virulenta. La política, la cultura, la educación y las familias, a través del contacto social, producen epidemias que matan vidas por dentro y por fuera. El racismo, el clasismo, la aporofobia, o la LGBTIfobia siguen siendo un mal de nuestras sociedades. Tras largas investigaciones, ya sabemos cómo se inocula el potente antivirus  en el sistema y ese antídoto se llama “empatía y respeto”; y esto solo es posible a través del conocimiento de las realidades que se nos ha vetado durante mucho tiempo.  Estos “laboratorios” donde se produce el virus son los mismos centros epidemiológicos que lo pueden desactivar, a saber: la política, la cultura, la familia y la escuela. Necesitamos reivindicar la vida buena para todas las personas y esta solo es posible, cuando hay amor, aprecio mutuo, respeto y medios materiales para que se desarrolle en las mejores de las condiciones posibles.  Ante el racismo, empatía; ante el miedo, conocimiento; ante el acoso, aprecio mutuo; ante el machismo, igualdad y ante la transfobia, educación. Todas estas actitudes se nutren de un mismo denominador común, el miedo a avanzar como sociedad, al diferente.

Este 31 de marzo se conmemora el Día de la Visibilidad Trans. Un día que interpela no solo a las personas transexuales que deben sentir en su piel el orgullo de ser quienes son, sino también interpela al orgullo de nuestra comunidad, que se ve beneficiada de las sinergias positivas del hecho de ser humano en su común diversidad, en sus diversas miradas en las que la vida se refleja. Nuestra sociedad tiene la obligación  y la responsabilidad de crear espacios seguros, libres de violencias para una convivencia más auténtica y democrática; porque cuando hacemos virales las actitudes que acogen la vida, la misma vida nos recompensa con antídotos tan maravillosos que nos aleja del gris de lo establecido, del sometimiento y la resignación; y nos acerca al color, al empoderamiento y a la emancipación.

Este 31 de marzo la comunidad trans tiene mucho que reivindicar en Canarias. ¡Démosle todo nuestro apoyo! Empleo digno, sanidad pública, escuelas libres de acoso, leyes para la igualdad. Nos queda claro que es posible avanzar en todos estos derechos humanos cuando somos capaces de “Trans” -mitir el virus del respeto que toda persona merece. La idea de saber que cada vida merece la alegría de ser vivida y que hay horizontes comunes donde lo humano abraza lo humano que nadie podrá romper. En este día saldremos a pintar todos nuestros balcones con el azul del cielo, con el rosa de los sentimientos más profundos y con el blanco indómito de la espuma de mar. Nos queda claro que la transfobia solo se puede combatir cuando somos capaces de “Trans”-mitir el virus de la diversidad humana. No lo dejemos en casa. Salgamos afuera a contagiar a todo el mundo, hasta que el amor, el aprecio mutuo y el respeto sea pandemia.

Los comentarios están cerrados.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como persona usuaria de nuestra página web y para obtener estadísticas anónimas sobre su uso. Si continúa navegando, se entiende que acepta el uso de estas cookies.

Configuracion de Privacidad

Cuando visitas cualquier web, normalmente almacena o recupera información en tu navegador, en forma de cookie. Controla tus cookies y más desde este panel.


Se usan para saber si ya aceptaste nuestras políticas, para reconocer el estado de tu sesión si la tuvieses y para servir más rápidos los contenidos.
  • PHPSESSID
  • gdpr[allowed_cookies]
  • gdpr[consent_types]
  • wordpress_test_cookie
  • wp-settings-1
  • wp-settings-time-1
  • wp-saving-post

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios