Sí se puede recomienda que para el plan integral para La Palma, La Gomera y El Hierro haya participación ciudadana

Desde la formación ecosocialista recuerdan que ya ha habido para estas islas planes y estrategias basadas en la construcción de infraestructuras que no han significado ningún desarrollo para sus poblaciones

Ante el anuncio realizado el pasado mes de agosto por el Gobierno de Canarias del inicio de la “Estrategia de Desarrollo Económico y Social de las Islas Verdes”, que tiene como objetivo el de diseñar para las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro, un modelo de desarrollo único en Europa, desde Sí se puede se entiende imprescindible someter este plan desde su mismo arranque a procesos reglados de participación ciudadana, toda vez que ya ha habido para estas islas planes específicos, fundamentados básicamente en la construcción de infraestructuras, que no han significado ningún desarrollo para sus poblaciones.


En ese sentido, desde la formación asamblearia se considera que “si como se ha dicho, el objetivo es que estas tres islas se desarrollen como sociedades modernas, innovadoras y accesibles utilizando y respetando su entorno natural, no se puede seguir con las mismas fórmulas y con los estilos con las que quienes han gobernado y gobiernan estas islas se manejan”, tal y como argumenta Guacimara Navarro, portavoz de Sí se puede.


“La metáfora de estas islas son sus carreteras y sus puertos. Probablemente estemos hablando de islas con una red de carreteras y de puertos de una calidad destacable en el contexto canario, pero estas infraestructuras, en vez de significar llegadas, están significado idas. Los modelos económicos y políticos que se han implantado en estas islas se han vuelto en contra del desarrollo de sus habitantes”.

Para la portavoz, “si como dice el Gobierno de Canarias, en los últimos años La Palma, La Gomera y El Hierro no han podido acceder al desarrollo social y económico en las mismas condiciones que el resto del Archipiélago, alguna responsabilidad habrán de tener quiénes las han gobernado desde los Cabildos y quiénes han gobernado en Canarias desde el gobierno autonómico.

Este supuesto “retraso” no se da porque sí, se da porque tanto a nivel insular como desde el Gobierno de Canarias se ha apostado para implantar en estas islas modelos caducos de gobierno y propuestas cortoplacistas de desarrollo”.

En este contexto, desde la formación asamblearia se destaca negativamente la situación de la isla de La Gomera como paradigma de adónde se ha llevado a toda una sociedad con desfasadas políticas basadas en la ocurrencia y en la improvisación, a pesar de ser una isla con un potencial óptimo de desarrollo y donde se han realizado documentos de planificación de primer orden.


“Desde 1988 La Gomera contaba con un documento magnífico de desarrollo sostenible, el Ecoplan editado por el antiguo Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, que a pesar de ser uno de los primeros planes de ecodesarrollo realizados en el mundo, parece que fue guardado en las gavetas del olvido por quienes han gobernado en la isla y en Canarias” insiste Navarro.


“No solo ese plan, sino los distintos documentos generados en las estrategias de desarrollo rural, en el plan de acción de la Reserva de la Biosfera o de la Carta Europea de Turismo Sostenible son herramientas valiosísimas de desarrollo para La Gomera, precisamente porque se fundamentan en la participación ciudadana.

Sin embargo, poco o nada de lo que se pone en esos documentos se lleva a la práctica por las administraciones que han apostado por la ejecución de obras sin sentido en las que se ha dilapidado millones de euros de dinero público y que, para ponerse en funcionamiento en caso de poderse, necesitan de más inversiones” abunda la portavoz.


Desde Sí se puede se recuerda que precisamente en La Gomera se han invertido grandes sumas de dinero público detrás de supuestos planes de desarrollo que no han significado ni mucho menos un aumento de la calidad de vida de su ciudadanía.

El Plan Operativo Integrado de la Isla de La Gomera, que se desarrolló entre 1989 y 1993, previó una inversión de 12.390.000 millones de pesetas. El Plan de Medianías del Gobierno de Canarias también dilapidó ingentes cantidades de dinero que no se han traducido en nada destacable. Y ahora con el FDCAN se va por el mismo camino de construir infraestructuras que no van a traducirse en desarrollo”.

“La Gomera es la isla con menor superficie cultivada, con la cesta de la compra más cara, con los combustibles de precios más elevados, con menor implantación de energías renovables, con mayores tasas de envejecimiento, con menor implantación de gestión de residuos…, y no ha sido por falta de planes o de recursos invertidos.

Gran parte de la responsabilidad de esto descansa en las políticas aplicadas en la isla, precisamente donde han cohabitado las políticas de Curbelo y de Coalición Canaria desde principios de los 90, políticas que en esta legislatura se han coaligado para marcar las políticas de toda Canarias” finaliza su intervención Guacimara Navarro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.