La coalición Sí Podemos Canarias exige al Cabildo de Tenerife rechazar el puerto de Fonsalía y proteger el primer Lugar Patrimonio de Ballenas de Europa

La consejera Ruth Acosta califica de “línea roja” que se pueda llevar a cabo este proyecto de puerto-isla, y defiende que “la ciudadanía ya no se cree más engaños que plantean como solución la depredación de nuestro frágil y limitado territorio”

 

El próximo viernes 30 de julio, en el pleno del Cabildo Insular de Tenerife, el grupo político Sí Podemos Canarias defenderá una moción para impulsar el rechazo institucional de la corporación a la construcción del puerto de Fonsalía, en el municipio de Guía de Isora. La consejera insular Ruth Acosta afirma que “todas las fuerzas políticas del Cabildo deben entrar en razón, escuchar las numerosas voces de protesta ciudadana en contra de este proyecto y oponerse rotundamente al mismo, contribuyendo así a garantizar la protección de uno de los espacios con mayor riqueza de biodiversidad marina de Tenerife”.

Acosta critica que este proyecto “fue ideado por CC en los años 90, cuando todavía no se tomaban en serio los retos que estamos teniendo que afrontar actualmente para luchar contra el cambio climático, y casi 30 años más tarde, solamente una pequeña parte política y económica quiere que se lleve a cabo su innecesaria construcción, aprovechando la posibilidad de acogerse a los fondos europeos de recuperación”.

La consejera de Sí Podemos Canarias denuncia que “para nuestro grupo, supone una línea roja que se pueda llevar a cabo este macroproyecto de puerto-isla en Fonsalía, ya que estamos hablando de una Zona Especial de Conservación (ZEC) que cuenta con una protección insular, autonómica y mundial muy elevada, puesto que posee importantes y amplios valores ecológicos y de biodiversidad”.

Ruth Acosta declara que las ZEC conforman la ‘Red Natura 2000’, “un conjunto de espacios protegidos cuyo objetivo es la supervivencia a largo plazo de las especies y los hábitats más amenazados de Europa”. Diversos estudios avalan que el enclave en el que se quiere ubicar este puerto, “conforma uno de los ecosistemas marítimos más relevantes de Tenerife, donde se encuentran cachalotes, calderones, delfines y otros cetáceos que transitan estas aguas con sus crías, además de tortugas y demás seres de la biodiversidad marina”, por lo que la construcción de este proyecto “causaría un daño irreparable a estos fondos marinos, destrozando así el ecosistema natural de estas especies animales e incrementaría el riesgo de colisión de embarcaciones con estos cetáceos, algo que desgraciadamente ya ha ocurrido y que sigue suponiendo un gran peligro para los animales”.

A este respecto, la consejera insular de Sí Podemos Canarias destaca también que este emplazamiento “está considerado como el primer Lugar Patrimonio de Ballenas de Europa, reconocimiento otorgado por la Alianza Mundial de Cetáceos, lo que supone otra razón de peso para desechar definitivamente la construcción de esta infraestructura”.

Por otro lado, también existe un compromiso adquirido por parte todos los grupos políticos del propio Cabildo de Tenerife “para la creación de la Reserva Marina de Interés Pesquero de Teno-Rasca en dicha zona, por lo que resulta altamente contradictorio que algunos partidos políticos estén impulsando, al mismo tiempo, la protección de este espacio, mientras también defienden una infraestructura que destruiría parte del ecosistema que da pie a esta conservación”.

Acosta destaca que diversas plataformas ciudadanas y organizaciones ecologistas, como Salvar Fonsalía, la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), Ben Magec, Ecologistas en Acción, están “elevando las voces de protesta para evitar que se lleve a cabo el puerto de Fonsalía”. Como ejemplo, la consejera destaca que “actualmente se han reunido más de 250.000 firmas ciudadanas, a través de la campaña ‘Actúa por Hope. Detén el nuevo macropuerto de Tenerife’, que refleja claramente el contundente rechazo de la sociedad civil al proyecto, algo que las y los representantes políticos, quienes representan a la ciudadanía, no pueden ignorar”.

La única justificación esgrimida por la parte política y empresarial que quiere que se realice esta construcción es la mejora de la conexión marítima de Tenerife con La Gomera y El Hierro. En relación a esto, Ruth Acosta defiende que “existen soluciones alternativas que podrían realizarse en este sentido, y desde Sí Podemos Canarias creemos que una de ellas podría ser la reordenación del tráfico marítimo del puerto de Los Cristianos”. “Las mayores situaciones de colapso que se producen en este lugar se deben, principalmente, a la falta de planificación por parte de las dos principales navieras que operan allí, ya que en muchas ocasiones coindicen los horarios de los servicios de traslado de pasajeros, algo que creemos que puede tener solución”.

Ruth Acosta considera que “la ciudadanía tinerfeña ya no se cree más engaños respecto a que la única solución para la mejora de estos problemas pasa por seguir depredando nuestro frágil y limitado territorio”. A modo de ejemplo, la consejera insular cita que “tenemos la reciente experiencia vivida con el puerto de Granadilla de Abona, que se construyó alegando motivos similares, sin tener en consideración las numerosas protestas ciudadanas, y que actualmente ha quedado demostrado que no está resultando tan necesario como defendieron algunos sectores políticos”.

La consejera recuerda que “desde Sí Podemos Canarias siempre tenemos una línea muy clara en defensa de la sostenibilidad y del desarrollo sostenible de Tenerife, y actuamos en consecuencia”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.